lunes, 18 de marzo de 2019

Hijo de satanás, Septuagenarian Stew: Stories & Poems Charles Bukowski


Resultado de imagen de hijo de satanás bukowskiMañana es el día del padre, me emociona la capacidad del márquetin moderno para poner el punto sobre algo que debería ser normalidad, es decir, relaciones paterno filiales sanas. Sin embargo es del gusto de la industria, esa mano  negra entrañable que nos gobierna, al menos, desde hace ciento cincuenta años, el inventar el día de, después promocionarlo y, para acabar, obligar con sutil amenaza de ser un ser anti social, consumir como si no hubiera mañana, posiblemente no lo haya, pero, ¡qué coño! a mí me importa una higa de las buenas. Uno de los regalos estrella, por seguir el discurso, es un libro, objeto de veneración, casi mítico, objeto, repito, dotado de un carácter místico e inalcanzable que se ofrece tal tesoro maya y que el padre, ser comprensivo, recibe con éxtasis teresiano porque quedará divino en su estantería de premios planeta y, si es muy mayor, en la colección completa del reader digest, obra de referencia en los anales de la literatura.

jueves, 28 de febrero de 2019

Diario de una vagabunda, 放浪記 Horoki, Fumiko Hayashi

Resultado de imagen de diario de una vagabundaA veces tengo un deseo irrefrenable de abandonar el blog, pero como tengo el deseo de abandonar el trabajo, la vida o el territorio, como tengo ganas de abandonar a los amigos, los hijos o las aficiones. El blog me devora sin hacer absolutamente nada, me fagocita con una lentitud exasperante y dolorosa porque es insaciable como lo puede ser la vida, el trabajo, los hijos o los amigos: has de estar siempre a tope, sin errores, satisfaciendo necesidades que no sabes muy bien cómo llegaron a tu vida, pero que están tan presentes como el hecho de cenar o de ir en bicicleta. Es una obligación hacia mí mismo, imagino como lo demás, una decisión que tomo consciente y sin esperar nada a cambio, pero en realidad, ¿quién no espera nada a cambio?

jueves, 14 de febrero de 2019

Las chicas de campo, The Country Girls, Edna O'Brian

Las Chicas De Campo¿La desidia es motivada por la edad? No lo sé, pero la apatía y el inmovilismo parece que se activan con el tiempo. No sé si el sosiego nos abruma por un hecho hormonal, si la moderación se convierte en elemento distintivo, y todo esto, hace que perdamos las ganas de hacer. Sin embargo algo en nosotros se resiste a que el tiempo tiranice nuestras acciones, que se apodere de manera invisible de nuestros deseos y pasiones, nos rebelamos como adolescentes que no quieren parecerse a sus padres, para nosotros, lo de parecernos al padre, nos llega tarde: o nos parecemos o hacemos como si no nos pareciéramos; pero el instinto de ser, de la revolución interior, debemos dejar que fluya, no debemos censurarlo bajo ningún concepto, porque respirar y mirar al frente es hermoso y, así, descubrimos que hay infinitas cosas por hacer.

miércoles, 30 de enero de 2019

El orden del día, L'Ordre du jour, Eric Vuillard

Resultado de imagen de el orden del diaEstoy dando una clase de literatura en un bachiller científico. Buena gente, buenos alumnos, parece que escuchan, parece que se interesan, pero sé que no van a leer, sé que he de dar una clase de literatura sin que hayan leído un solo libro. Es algo paradójico, a mí me parece absurdo, me parece ridículo hablar del realismo mágico y que no hayan leído a Carpentier ni a Márquez, pero es el mal de nuestro tiempo, porque tendría que hacer preguntas aún más complejas como si todos los profesores que dan literatura realmente se han leído los libros canónicos que marca el currículo, tú lo sabes, lo sé yo: muchos no.

jueves, 24 de enero de 2019

Un hombre enamorado, Min Kamp-2 Karl Ove Knausgård

Resultado de imagen de un hombre enamorado knausgardTengo un período lector, sin tiempo la lectura es más agradable, llega a ti de una manera absoluta, como un impacto extraño. El tiempo fluye de una manera diferente, es anormal, se asemeja más al tiempo vivido, al experimentado como una sesión psicológica de alienación positiva. Vives en la literatura, te adentras y gozas con las repercusiones que tiene en tu vida; esas tramas se agolpan y te abordan de una manera definitiva, las haces tuyas y recreas, en tu mente, los diferentes pasos. Los cuentos, los libros diario, las novelas también, te reubican respecto al mundo y, así, haces más tuya la existencia, al menos la ajena.

miércoles, 9 de enero de 2019

A contraluz 1. Outline, Rachel Cusk

Resultado de imagen de a contraluz cuskVuelvo a un blog que tenía algo abandonado, y lo hago con fuerza, con la fuerza de una mujer que reflexiona sin apasionamientos sobre un viaje a Grecia. Esta temporada, de eso quería hablar, me he propuesto leer varias series, trilogías y conjuntos novelescos varios que me parecen interesantes a priori. Edna O'Brien, Chicas del campo, la propia Cusk, con su serie Outline; avanzar con Knausgard; quiero leerme el segundo tomo de Pinilla, acabar con Virgine Despentes y, cómo no, leer la nueva entrega de Donna Leon, Camilleri y algo de mi adorado Wallander (me quedan dos o tres novelas y me disciplino para leerlas cada dos años). Además en el momento que caiga en mis manos Houellebecq, Serotonina, lo leeré. Además me gustaría acabar la inmensa obra cuentística de John Cheever, algo de Hayashi, Pearlman o George Saunders; Neuman y abordar, ya va siendo hora, Hambre de Hamsun. Tengo alguna cosilla de Vuillard, Joy Williams o Bukowski pendiente. ¡Animaos a leerlos antes que yo!

miércoles, 2 de enero de 2019

Vernon subutex 2, Virginie Despentes

Vernon Subutex 2 (ebook) - Despentes VirginieLlega el fin de año, o el nuevo, no importa, y parece necesario hacer balance de lo que hemos hecho, de si la vida ha ofrecido las recompensas esperadas. Es un ejercicio absurdo, obviamente, porque la vida no se mide en los años que van y vienen, para nada, se mide en los hechos, en lo que hacemos, en el presente, en la posibilidad de seguir creciendo y respirando, en sentirse uno mismo independientemente de los tiempos que han ido pasando. Pero se impone el balance, es una enfermedad humana, una necesidad incontrolable que afecta, claro está, al ego ( Los egos funcionan como las pollas: no hay conciencia que pueda evitar que se empalmen) que nos domina en esta dimensión alocada de lo inmediato, es como ser capaces de parar y darnos cuenta de que hay cosas que han sido o que han acontecido, esclavos, vaya, de la vorágine enfermiza de los tiempos.