viernes, 10 de agosto de 2018

El cuento de la criada, The Handmaid's Tale, Margaret Atwood


Resultado de imagen de el cuento de la criada salamandraPasa la ola de calor y mi verano camina junto a mí con una constancia abrumadora. Dos semanas de julio, dos semanas de agosto, y trabajo, redacción de documentos, finalización, otra vez el coche, trabajo, redacción, mientras que leo como un furtivo en la noche a la espera de la nada, de un placer que nunca se extingue cuando necesito ser en mí mismo. El tiempo es esquivo y parece que no se encuentra conmigo para poder escribiros de lo que leo, pero no todo es ausencia, aunque parece, por eso vuelvo fiel aun cuando no sé cómo hago para poder mantenerme en la ilusión.

miércoles, 25 de julio de 2018

Rendición, Ray Loriga

Resultado de imagen de rendicion lorigaEsta noche ha hecho un calor sofocante, la humedad invadía mis pulmones y tenía una sensación extraña de asfixia. Me he levantado con ganas de escribir en este espacio que he ido abandonando, no en sentido literal, pero sí en mi imaginación; me he ido alejando atrapado por otras cosas, por el trabajo, por la molicie, por la vida que me fagocita y, cuando me doy cuenta, estoy ahogándome por la calle y ya no sé si es de calor o por las ausencias que cada vez son más palpables.

miércoles, 4 de julio de 2018

Bajo la piel, Under the Skin, Michel Faber


Resultado de imagen de michel faber bajo la pielNo acabo de centrarme, es como si este año me hubiera tomado unas vacaciones o que la desgana se hubiera apoderado de mí de una manera extraña. Leo poco, leo, claro, pero la lectura no se ha convertido en principio y fin, o podría decir, se ha reconvertido en un multiaventura o parte de un ocio difuso, inclusivo que  se ha ampliado al fútbol, que no me gusta, pero que me mantiene en una calma chicha de lo más alucinante. Aun así sigo leyendo, me imagino que ni mucho ni poco, vamos, que no hago los alardes adolescentes de llegar a las cien novelas, cien, o lecturas, o libros de poemas, o lo que sea, al año, más bien me conformo con encontrar lecturas que me entretengan, opción importante en m plan multifacético, o que me estimulen, verdadero y principal motor de esta herida profunda que sigo teniendo en el corazón.

martes, 19 de junio de 2018

Vernon Subutex I, Virgine Despentes

Resultado de imagen de vernon subutexQué difícil es sentarse a escribir a final de curso académico, difícil, difícil, pero no he podido resistirme a volver a este espacio que me llena, que hace que la frustración sea más llevadera y la memoria más sistemática. Cuando lees tanto, ahora algo menos, siempre estás con el miedo de no volver a encontrar libros que te estimulen, que te hagan feliz de esa manera tan peculiar en que lo hace la literatura, es como si sufrieras el temido síndrome del impostor o del tonto del haba que piensa y teme cosas ficcionales. Pero siempre tenemos espacios nuevos para ilusionarnos, para hacernos creer que existen lugares inexplorados maravillosos que están ahí afuera, al alcance de nuestro ojos y elaborables con nuestra imaginación.

martes, 5 de junio de 2018

La urugaya, Pedro Mairal


Hay ocasiones en que se instala el desánimo, se van las ilusiones por hacer cosas que siempre te han parecido fascinantes y te abandonas a una rutina insoportable. Dar clases de literatura es algo así. Es cierto que podemos encontrar gusto en todo, disfrutar con los momentos, pero la ficción va abandonando las letras para pasar a los espacios indefinidos de la electrónica; no obstante, aun ocurren milagros: sustituimos un examen sobre narrativa por la elaboración de un relato libre de no más de tres caras de folio y, ¡oh, milagro! Aparecen como por ensalmo, historias que estaban guardadas en algún punto remoto de ese universo ficcional en el que yo viví alguna vez cuando me engañaba a mí mismo y pensaba que podía ser escritor. Es vacua la soberbia porque está llena de autoengaño.

domingo, 20 de mayo de 2018

Mi lucha, Min kamp , La muerte del padre, Karl Ove Knausgård


Resultado de imagen de karl ove muerte padreHay veces en que un descanso es fundamental, una vacaciones. Es verdad que solemos cogerlas en verano, sin embargo estas tres semanas sin escribir en el blog, han sido extrañas, pero de descanso. Extrañas porque todos los días he pensado que quería escribir, que se me acumulaban libros leídos de los que no decía nada, y eso me estresaba, pero también iba leyendo y , escribir sobre lo leído pasado el tiempo, es extraordinario. Si escribo sobre un libro un día después, tengo tanto que decir que hago un post largo, si es una semana después, puede que reduzca la entrada y si es un mes después, igual solo escribo dos líneas. ¿Siempre hace falta escribir una entrada de dos folios? La distancia me permite saber si el libro ha quedado en mi memoria como algo a tener en cuenta. El tiempo como barómetro.

lunes, 16 de abril de 2018

Las aguas de la eterna juventud, The Waters of Eternal Youth , Donna Leon

Resultado de imagen de las aguas eterna juventud donna leonEste mes estaré un poco pesado con la autora, pero ya os he comentado que tengo que acabar sus obras para una pequeña conferencia que quiero hacer. Hacer una conferencia siempre me causa estrés, es una responsabilidad que se manifiesta en el pensamiento íntimo de que no voy a estar a la altura, de que voy a hacerla muy pesada o muy ligera para el auditorio o, simplemente, que no va a interesar y la gente no vendrá a escucharla. El miedo es parte de la inseguridad, el descalabro del pobre porque se teme lo que no se controla, sin embargo sí que controlo de lo que voy a hablar, es decir, pacientemente tenemos en el blog todas y cada una de las obras de la autora analizadas, comentadas y escritas, ¿no debería ser suficiente?